Presentación | Integrantes | Contacto | Foro
Revista Publicaciones | Actividades | Calendario | Enlaces | «volver

3&4
Educación de base y educación para el trabajo
en el contexto estatal europeo.

Diciembre 1995

Entrevista con Paolo Federighi


Paolo Federighi es un amigo que lejos de etiquetas es ante todo muy querido, con el significado propio que esta expresión tiene en las latitudes sudamericanas. Como profesor y compañero, nuestro último encuentro se ha producido con motivo del Curso de Doctorado que sobre *la Educación de Adultos en las políticas y en las organizaciones sociales europeas+ ha impartido dentro del programa Diseño Curricular y Evaluación Educativa, que el Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Valladolid viene impartiendo desde hace varios cursos.

Paolo, considerando la concepción coincidente que existe en la actualidad sobre la Educación de Personas Adultas derivada de la teoría de los recursos humanos, no deja de reflexionar y analizar los elementos de continuidad, de innovación y las fuertes contradicciones que se producen en la evolución de este ámbito educativo. Situado en el discurso del desarrollo predominante en nuestra sociedad no deja de argumentar y mostrar la trascendencia que tiene la Educación de Personas Adultas como instrumento de la política y las intencionalidades que esta vierte sobre ella.

Como buen conocedor del desarrollo de la Educación de Personas Adultas en Europa analiza los claros y las sombras de la política de la Unión Europea y denuncia las orientaciones que los grupos de países más poderosos quieren imponer (la filosofía del "lifelong learning" y su modelo organizativo "learning organitation").

Tampoco deja de reivindicar sus convicciones de siempre: el derecho a la educación, la igualdad de oportunidades educativas, la solidaridad educativa, la acción transformadora, la fuerza de la dimensión didáctica, los procesos de liberación, la autocrítica, las posibilidades de la sociedad civil, la organización asociativa, la autogestión y la democracia educativa, que quizás actualmente se sinteticen en la idea que denomina con la expresión "proyecto de una sociedad con amplia capacidad de iniciativa". Todas ellas, estrategias para enfrentarse a la desigualdad sociocultural, a la falta de posibilidades, a la distribución injusta de los recursos, e incluso a la sociedad de la información y a la instalación de los nuevos medios tecnológicos en la vida cotidiana y laboral de las personas adultas.


Qué concepción predomina sobre la Educación de Personas Adultas actualmente a nivel europeo? Dicha concepción es coincidente en los niveles políticos, técnicos y prácticos?

P.F: Yo diría que hay muchas concepciones y muchas aproximaciones a la Educación de Adultos en Europa desde el punto de vista de los teóricos, así como desde la perspectiva de los movimientos sociales y sus organizaciones. Sin embargo, lo que hoy se puede constatar a nivel europeo es que existe una idea de Educación de Adultos bastante definida a nivel de la Unión Europea, en la que más o menos coinciden también los gobiernos nacionales y regionales, esta es la novedad, se han unificado mucho nuestras convinciones y las orientaciones para la actuación y la reflexión.


Más allá de signos políticos?

P.F: Sí, sí, más allá de signos políticos. Esta ha sido la novedad que he encontrado en mi experiencia, porque podemos decir que en Cataluña se habla más o menos el mismo sentido que en Toscana, siendo dos aproximaciones políticas distintas. )Cuál es entonces la inspiración que llega desde Bruselas, desde Europa?. La concepción de una Educación de Adultos con tres funciones básicas que se determinan de la forma siguiente:

  • la primera es la antigua, la de una Educación de Adultos que tiene que proporcionar conocimientos para que las personas se adapten a los cambios tecnológicos.

  • la segunda es la de que la Educación de Adultos tiene que proporcionar medios educativos para "combatir" o "compensar" los procesos de exclusión social producidos por el desarrollo económico.

  • la tercera es que la Educación de Adultos contribuya, de forma indirecta, al desarrollo de la producción, del mercado y a la creación de nuevas formas de trabajo; ya que las nuevas políticas para el desarrollo de la sociedad de la información precisan la creación del mercado y de una nueva demanda de consumo de bienes y materiales, a través de la que se piensa que pueda ser reactivada la economía.


En mi opinión, la aproximación hoy dominante en Europa es la que se caracteriza por estos tres ejes, siendo una aproximación inspirada en la teoría del capital humano o de los recursos humanos.


Desde la consideración de que la Educación de Personas Adultas ha tenido un sentido determinado y una función concreta en momentos de crisis de los sistemas, y significando como dentro del ámbito europeo ha servido muchas veces de instrumento de poder para servir de amortiguador de la conflictividad social provocada por situaciones tan concretas y tan humanas como la falta de trabajo, la carenccia de medios económicos y de subsistencia, la desigualdad por pertenecer a otra raza o a otra religión, etc.) se puede ver un paralelismo con algunas etapas anteriores en algún aspecto, en lugar de la evolución que se esperaba o se podía esperar en la concepción sobre la Educación de las Personas Adultas?

P.F: Sí y No. Por que hay elementos de continuidad pero también hay elementos nuevos en la situación actual. En mi opinión, el elemento básico de continuidad es la contradicción existente, por una parte, entre la voluntad de los grupos dominantes de utilizar la Educación de Adultos para confirmar su poder y tener unos trabajadores capacitados para participar en la producción en una sociedad que permita condiciones de trabajo y de desarrollo económico de la forma más tranquila posible; y por otra, el desarrollo de una fuerte demanda de educación que creo que no ha habido nunca en el pasado. Así, la contradicción se produce entre la continuidad con el pasado poniendo en práctica la voluntad de utilizar la Educación de Adultos para mantener el status quo y la voluntad de la gente de conseguir oportunidades de desarrollo intelectual para su liberación.

La demanda de Educación de Adultos nunca ha sido tan fuerte como en estos años, como se ha confirmado cuando hemos hecho una investigación sobre la demanda de Educación de Adultos en Europa y hemos comprobado que, sin tener en cuenta la formación ocupacional, en los doce países de Europa cada año participan en Educación de Adultos cuarenta millones de personas; además las infraestructuras de Educación de Adultos no son capaces de responder a la demanda real y potencial existente, esto es un hecho y un acontencimiento que hace cien años no existía. En respuesta a esta demanda se produce, al mismo tiempo y como novedad, la explosión de la oferta de la Educación de Adultos, siendo hoy en día casi imposible encontrar un sector de política en el que no se utilicen medidas de Educación de Adultos, aunque no se haga referencia explícita a ella. Hay que tener en cuenta que la Unión Europea tiene ciento cincuenta programas que constituyen medidas, en distintos sectores, que utilizan y proporcionan recursos para la formación de personas adultas. Esto en el pasado no existía.

Otro elemento de discontinuidad es la aparición, en las últimas décadas, de un nuevo agente que trabaja la dimensión transnacional y que no tenía todas las competencias que tiene actualmente en el campo de la formación y de la educación, la Unión Europea. Este es otro elemento que desequilibra los equilibrios preexistentes, si se piensa por ejemplo en la nueva oferta y en las nuevas condiciones educativas, aunque sean criticables, que se han producido en lugares como Andalucía, Portugal, Grecia ... no por decisiones nacionales, sino por decisiones tomadas a nivel transnacional. Este hecho, en el pasado sólo se había verificado en el tercer mundo cuando tomando una decisión desde el exterior se imponían sistemas de Educación de Adultos, o al final de una guerra como ocurrió después de la segunda guerra mundial cuando Alemania y Japón fueron obligados por el ejército aliado a construir un nuevo sistema nacional de Educación de Adultos. Sin considerar estos dos últimos casos, la nueva dimensión de transnacionalidad de la Educación de Adultos es otro elemento de novedad que se está produciendo.


Esta evolución hacia políticas europeas globales, entre las que se contempla la dimensión educativa, está vinculada también a la transnacionalidad en otros sentidos o en otros órdenes como son el económico, el social, los travases humanos...? Dentro de este proceso, la Unión Europea tiene o puede tener una intervención protagonista o está respondiendo a vaivenes de otras entidades o grupos de países más poderosos que ella?

P.F: A menudo hablamos de la Unión Europea, pero la realidad para la Educación de Adultos es probablemente otra. Las decisiones más importantes que influyen sobre nuestras oportunidades de formación y las decisiones estratégicas están tomadas solo en parte a nivel de la Unión Europea. Por ejemplo, si tenemos en cuenta las nuevas medidas sobre el programa Leonardo y otros programas que derivan del tratado de Maastricht, hay que considerar que antes de este tratado la reflexión previa a nivel de Europa ha sido impulsada por el documento sobre el déficit de calificaciones que es un documento elaborado por un instituto de empresas. De este modo, la reflexión sobre la Educación de Adultos ha sido impulsada sobre todo en relación a Japón y E.E.U.U. porque se apreciaba que los bajos niveles educativos y culturales estaban produciendo un déficit, una debilidad en el sistema económico y una pérdida de competitividad frente a Japón y a E.E.U.U. Esto es lo que ocurre a nivel de producción y de sistema económico.

En la política europea de educación existe todavía una lógica que orienta las elecciones en política de Educación de Adultos y las estrategias de Educación de Adultos a nivel de la Unión Europea; pero las decisiones más importantes, como las decisiones sobre los ajustes estructurales que después tienen una influencia decisiva sobre las posibilidades a nivel nacional, son tomadas en otros ámbitos como el Grupo de los Siete Grandes, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Esto está muy claro, así como que, desde este punto de vista, el papel de la Unión Europea no se puede considerar tan decisivo porque no tiene un poder de presión de cara a las decisiones que toman los grandes países y las grandes multinacionales. Por consiguiente, hay una nueva dimensión mundial de la Educación de Adultos que no pasa por la UNESCO, sino que pasa por otros lugares donde las decisiones no se toman por medio de un proceso democrático sino que se toman a través de un proceso más tecnocrático e inspirado por los intereses de desarrollo de la producción y de la economía.


Es en esos lugares y en esos procesos donde se genera el concepto de aprendizaje a lo largo de la vida, que se puede considerar como concepto de síntesis que indica la orientación de estas entidades poderosas en la Educación de Personas Adultas?.

P.F: Es verdad esto, hay un ejemplo muy claro, hoy en día en Europa ha sido importado desde E.E.U.U. y Japón un nuevo modelo de organización mundial que se llama el Learning Organitation, que forma parte de una organización mundial fomentada por las grandes empresas de E.E.U.U. y cuyo papel es promocionar a nivel mundial la ideología y la retórica del Lifelong Learning, que significa la educación a lo largo de la vida. En los años pasados parecía que este concepto constituía otro ideal y otra perspectiva, la de la educación continua o la formación continua y permanente de adultos, una idea utópica para la que parecía que merecía la pena trabajar. Hoy día, se ha visto que esta propuesta se ha convertido en una estrategia del mundo de las empresas, justificada desde la crisis económica, que quiere controlar la realidad y realizar una sociedad en la que todos estén sometidos a una forma de socialización continua controlada por las instituciones. En definitiva, esta estrategia es integralista e integradora en sentido negativo, globalizadora pero en sentido totalitario, y se utiliza para crear una sociedad en la que la dimensión educativa está utilizada y programada en cada lugar por los dirigentes y líderes de la sociedad.

La orientación que ahora se está fomentando puede llevar a organizar el sistema educativo separándolo de la administración educativa, con el fin de que no se incremente demasiado el sistema de educación formal y de que se limite el acceso a ésta argumentando que cuesta demasiado. Por el contrario, potencia y organiza el sistema de formación continua basado sobre las oportunidades educativas que se dan en cada momento de la vida y en cada lugar donde se vive: en la oficina, en la calle, en la familia, etc. Esta nueva estrategia resulta muy peligrosa.


Habría que prestar atención desde los niveles más concretos de la Educación de Personas Adultas y desde la vida de la persona adulta a esta estrategia que le niega su dimensión personal, la decisión de querer aprender y la posibilidad de decidir sobre lo que quiere aprender? )No le quita incluso la posibilidad de unirse con sus inquietudes a otras personas para buscar por sí mismos los recursos necesarios y los procesos autogestionarios que resuelvan sus necesidades, sus deseos o sus inquietudes?

P.F: En principio no se lo niega porque es una aproximación que permite ofrecer todo a todos, pero sabemos que el ofrecer todo a todos supone ofrecer oportunidades educativas predefinidas y funcionales para el desarrollo, principalmente para el desarrollo económico y político y para el control de las intelectualidades de las personas, lo que les impide que sean protagonistas de su vida, que tengan un papel activo de transformación y que puedan tener un fácil acceso al sistema educativo reglado existente. Supone, en definitiva, impedir la utilización de la Educación de Adultos para desarrollar procesos de liberación personal mediante el control de la oferta educativa.


Entonces con este concepto de aprendizaje a lo largo de la vida y con este control de la oferta educativa, )cómo podemos encajar, concebir y reflexionar sobre los procesos de reforma de los sistemas educativos que se vienen produciendo en Europa en estos últimos años, en los que se ha reformado la estructura de los sistemas respondiendo a la idea de la organización europea, al sentimiento europeo, a la confluencia de los sistemas educativos incluyendo las titulaciones de los distintos niveles profesionales y en los que se incide mucho en la Educación de Personas Adultas?

P.F: Yo creo que hay que desarrollar entre quienes se preocupan de la Educación de Adultos una reflexión autocrítica sobre el papel de las instituciones y la función de las políticas y de las leyes. En el pasado nos hemos preocupado más de cómo se educa, de las cuestiones metodológicas y menos de las cuestiones políticas; lo que se comprueba si se analizan las leyes en cuya elaboración hemos participado, donde ha sido posible. Si se analiza lo que hemos propuesto, creo que podemos descubrir que la convicción de que el desarrollo intelectual de las personas se realiza garantizando una oferta de actividades, unos currícula y métodos específicos y unas soluciones de reorganización de los sistemas y de las instituciones no la hemos respetado. Probablemente nunca ha sido posible hacer leyes y gestionar las instituciones de forma que se confiara en el papel transformador de las personas y de los grupos, por ejemplo, cómo decir que no nos hemos preocupado bastante por construir las condiciones educativas que permitieran a las personas a nivel individual y colectivo tomar protagonismo en la sociedad. Hemos pedido centros, hemos pedido cursos, hemos pedido oportunidades de ofrecer actividades; pero casi nunca hemos luchado por la defensa del derecho a la educación de todas las personas y por los distintos derechos educativos a nivel individual, lo que se verifica en las leyes donde no se recogen medidas para que cada ciudadano tenga este tipo de derecho. No existe el derecho de acceso de la educación a nivel individual, los permisos de estudio remunerados están todavía en el aire, además han desaparecido medidas como las becas individuales de las que se hablaba a principio de los años setenta ... Realmente es difícil, pero no veo otra solución que enfocar nuestras reivindicaciones hacia los derechos de los individuos para garantizar la educación y el derecho de todos a ella.


Desde esta apreciación autocrítica se podría ofrecer algunas orientaciones a los educadores y educadoras de personas adultas respecto a la función que les corresponde desarrollar como diseñadores del currículum?. En España, en el desarrollo de la reforma educativa de la que hablábamos se considera el aumento de la participación en la gestión educativa, se habla de autonomía de los centros educativos en todos los niveles, y existe la posibilidad de que aunque se establezca un Diseño Curricular en el ámbito de la Educación de Adultos hay un nivel de concreción en el que los propios equipos de educadores/as concretan el currículum establecido a su realidad y a su centro concreto, )qué orientaciones se pueden ofrecer para considerar esta realidad individual de las personas que participan en la Educación de Adultos desde la función que poseen los educadores y educadoras?

P.F: Yo creo que en general los educadores de adultos no necesitan muchos orientaciones, aunque las condiciones educativas y de trabajo sean tan difíciles y el acceso a este ámbito de la educación tan restringido, tanto que son muy pocas personas en el sur de Europa (España, Italia) las que han tenido posibilidad de participar en estas actividades. En esta zona la probabilidad que cada ciudadano tiene de volver a participar en procesos de Educación de Adultos es menos de una vez cada veinte años. Realmente es un grupo de gente muy pequeño el que se ha podido incorporar a nuestras actividades, para ello no solo hemos milagros, sino que hemos ampliado bastante las dimensiones de la Educación de Adultos, empezando por la didáctica que es la dimensión en la que todos podemos intervenir en alguna medida y que tiene una independencia relativa en relación a las estrategias de la política que crean las condiciones de trabajo. Además, la didáctica es la dimensión específica del grupo de Educación de Adultos en la que educadores y participantes pueden actuar con una relativa independencia. Estoy de acuerdo con lo que se ha dicho antes, lo más importante es desarrollar capacidades, procesos de liberación y también procesos de organización. Quizás lo que no hemos trabajado bastante es la cultura asociativa, porque en la realidad actual la persona es importante pero también su capacidad, su posibilidad de cambiar y de transformar sus condiciones de vida. La transformación de estas condiciones es posible si se aprende a trabajar juntos, si se aprende a asociarse, si se aprende a criticar la realidad en la que se vive y a transformarla. Creo que en la dimensión didáctica lo más importante es esto y habría que descubrir y formalizar cuales son los métodos y el currículum que es más capaz de proporcionar estas competencias.


Estableciendo comparaciones entre las distintas parte de Europa hay muchas diferencias entre la Educación de Adultos en el norte y en la Europa mediterránea? Existen valores y posibilidades diferentes en una y en otra?

P.F: Sí, hay una tendencia globalizadora pero dentro de la globalización hay también criterios de discriminación, y la distribución de los conocimientos a nivel internacional es una distribución desigual que favorece al norte y no al sur. Las diferencias que existen hay que subrayarlas porque son producidas por una distribución desigual que la Unión Europea a veces no es capaz de compensar y reestablecer el equilibrio entre el norte y el sur. Existen diferenias enormes y no estoy de acuerdo con la postura conservadora que dice: "bueno el norte tiene más, pero el sur tiene creatividad, tiene el sol, la música, la sangre caliente, el corazón". Creo que hay diferencias cuantitativas y que la cantidad supone, en este caso, también condicionantes de la calidad. Si tomamos como indicador la cantidad de probabilidades de participación en procesos de educación de personas adultas que tiene una persona del norte y una del sur, se aprecia que hay una relación de una a veinte veces. Es decir, que una persona nacida en Alemania, en Suecia o en Dinamarca tiene una probabilidad participar en procesos de educación de adultos una vez cada tres años, y en otros países como Suiza o Noruega una vez cada dos; en los países del sur, como decía antes, la probabilidad es de una vez cada veinte años o más, lo que supone una diferencia cuantitativa y una diferencia cualitativa. Entonces tengo que decir que si yo fuera un inmigrante hubiera preferido nacer en Alemania, en Alemania es verdad hay riesgo de que te quemen o de que te maten pero si no te queman puedes sobrevivir y tener también oportunidades de educación, aunque seas inmigrante. En Italia un inmigrante está seguro de no tener ningún derecho educativo, no tiene ningún derecho al trabajo y vive en las cuevas, como los albaneses en el sur de Italia que viven dentro de las cuevas de los hombres primitivos. La diferencia es muy fuerte y creo que está también conectada con la diferencia existente entre los sistemas democráticos; así, la experiencia de Inglaterra es muy importante, pues hasta hace quince años era uno de los países más interesantes desde el punto de vista de la Educación de Adultos pero en los últimos quince años de la experiencia de Inglaterra no se aprende mucho.


Existen razones políticas?

P.F: Claro, desde que la Sra. Thatcher llegó se destruyó todo el estado de bienestar y con el también la Educación de Adultos al intentar convertirla en formación ocupacional. Las condiciones educativas de los ingleses han bajado muchísimo, mientras que el 14% de los ingleses participa en procesos de Educación de Adultos cada año, en Alemania o en Francia participan el 33%, en Suiza se llega casi al 50% sobre todo en la Suiza alemana. Entonces, creo que también el sistema político y la cultura política de los países tienen su incidencia, de esta forma las condiciones de democracia educativa influyen de forma decisiva. En nuestros países, en Italia, en España, en Grecia o en Portugal la democracia educativa todavía no está desarrollada totalmente, existe aún una estructura jerárquica muy fuerte, incluso mayor en el ámbito educativo que en el de la economía.


La política de la Unión Europea en la distribución de fondos para la Educación de Personas Adultas ha contribuido ha desarrollar la función democratizadora en la Europa del sur favoreciendo la igualdad de oportunidades educativas?

P.F: Desde mi experiencia hay que hacer dos consideraciones, una positiva y otra negativa. La consideración positiva consiste en que la Unión Europea ha producido la reestructuración y la creación de sistemas de Educación de Adultos en dos países, Grecia y Portugal, donde prácticamente no existían al haber quedado destrozados después de las revoluciones que habían destruido todas las redes asociativas que existían. Por ello, la Unión Europea creo que ha hecho algo importante en estos dos países, aunque se pueda criticar. En Grecia existe un sistema de formación continua y en Portugal existe una oferta de Educación de Adultos que llega a los lugares más alejados. La consideración negativa es que en el sur de Europa se ha fomentado sobre todo la formación ocupaciona, quedando limitada la intervención sobre la Educación de Adultos a este ámbito.

Además, hay que tener en cuenta que en la Unión Europea las resoluciones son tomadas por los gobiernos nacionales que intentan orientar, controlar y acondicionar todas las decisiones que son tomadas en Bruselas. Debido a esto, existen gobiernos del sur de Europa que han preferido no utilizar los recursos de la Unión Europea y no desarrollar políticas de Educación de Adultos, o que no han utilizado estos recursos para la formación de las personas adultas, sino que los han desviado hacia otros objetivos, a veces transparentes y a veces no tanto.


Este hecho se produce solamente para evitar la conflictividad social debida al tema del paro?

P.F: En muchos países del sur de Europa se han empleado, en ocasiones, los fondos en políticas asistencialistas y se ha distribuido dinero, pero no se han desarrollado políticas activas de empleo que orientaran a la población hacia nuevas posibilidades. También se han desviado estos recursos hacia la financiación de las infraestructuras existentes o hacia las organizaciones y no se ha destinado dinero para financiar actividades. Por el contrario, en Alemania es posible encontrar aún ejemplos de gobiernos regionales que han utilizado los fondos europeos para construir magníficos centros de Educación de Adultos, y que no han utilizado para ello solo los recursos procedentes de los fondos estructurales. No conozco que en Italia ni en los países del Sur existan este tipo de experiencias, y que se haya invertido en varias ciudades en la construcción de centros específicos de Educación de Adultos, suponiendo esta edificación inversiones tan importantes. Desde este punto de vista, creo que no hay ni ha habido hasta hoy un proceso de reequilibrio en general si consideramos, por ejemplo, las realidades de Grecia y Portugal. Es posible que ahora con los nuevos programas en los próximos cuatro años se haga algo positivo.


Si establecemos ahora una comparación entre Europa y latinoamérica en el ámbito de la Educación de Personas Adultas, cómo se incrementan las diferencias?

P.F: En primer lugar hay que señalar que las diferencias entre nosotros y América latina se hacen cada vez más grandes. Aunque existan relaciones y programas de ayuda y de cooperación, creo que estos programas no influyen mucho sobre las condiciones educativas de la mayoría de la población de latinoamérica. Por otra parte, por medio de los estudios que hemos hecho para la UNESCO se ha apreciado que las tendencias en los países más ricos de la América latina, como Brasil, son más o menos iguales porque, a través de las políticas de ajustes estructurales, se ha obligado a estos países más o menos a introducir el mismo paradigma de la Educación de Adultos que existe en Europa. Esto es muy interesante porque creo que comprometerá y obligará también a los compañeros de América latina a elaborar nuevas visiones de Educación de Adultos, nuevas estrategias y nuevas reflexiones teóricas. En este sentido, aunque no he comprobado si es realmente así, parece que Paulo Freire está comprometido con el nuevo gobierno de Brasil, que ahora es un gobierno progresista, en la elaboración y realización de un programa de formación ocupacional para la empresa, y estoy esperando su primer artículo para ver como justifica su compromiso y como puede conectar sus antiguas teorías con sus nuevas funciones como asesor de este programa. Aunque repito que es una información que he obtenido en la prensa y que habría que verificar.


Actualmente se están imponiendo cada vez más las nuevas tecnologías, que están al servicio de la persona pero que también están condicionando su vida cotidiana, laboral y formativa, cómo se está situando el adulto ante el avance de las nuevas tecnologías y cómo nos estamos situando los educadores y educadoras de personas adultas en este papel de mediación entre el adulto y las nuevas tecnologías?

P.F: Este es uno de los ejes para los próximos meses, que espero que tenga un desarrollo enorme. En Europa, sobre todo, existen programas nuevos para fomentar el desarrollo y la difusión de las nuevas tecnologías y creo que estas tendrán un poder de innovación también en la didáctica, ya que cambian las condiciones de comunicación entre los hombres, cambian las condiciones de trabajo (el trabajo a domicilio, el teletrabajo) y cambian también las condiciones de formación (con los compact disk interactivos, los satélites, las teleconferencias, etc). Todas estas nuevas posibilidades implican condiciones distintas de trabajo, así hacer un cursillo por medio de un compact disk que contiene más de 400 horas de clase es más fácil y menos aburrido para el educador, que puede dedicarse más a las relaciones humanas y las relaciones educativas que a la transmisión de contenidos; por lo que creo que desde esta perspectiva se producen expectativas muy positivas. Además en este fuerte desarrollo de las nuevas tecnologías se crearán bancos de datos mucho más grandes que los que existen hoy en día, que se podrán conectar entre sí y nos abrirán posibilidades muy interesantes.

Sin embargo, existe un requisito que hay que considerar y valorar, que la existencia y el desarrollo de las nuevas tecnologías precisa de un público con altos niveles educativos, porque si no hay un alto desarrollo cultural en la población se podrán producir nuevas tecnologías pero será muy difícil venderlas; esto lo tienen muy claro los productores de nuevas tecnologías, tanto los productores de hardware como los de software. Así, uno de los principios de la producción de software es que tiene que ser producido junto con el público, junto con sus usuarios y no por la empresa sola, esta concepción es interesante ya que defiende que la producción necesita del consumidor, de la gente y creo que a nivel potencial esto crea condiciones nuevas al reconocer un papel nuevo al público.

Al mismo tiempo, la producción de nuevas tecnologías precisa de un desarrollo cultural e intelectual de la gente, pero también hay que tener en cuenta que, como siempre ha pasado en la historia de la Educación de Adultos, el interés de difusión de los medios de las nuevas tecnologías llega hasta un determinado límite. Este límite alcanza hasta que los intereses económicos de quienes las producen quedan satisfechos mediante la creación de un mercado que es suficiente para mantenerse, en ese momento no importa que las demás personas no puedan acceder a ellas. De esta forma, se producen nuevas desigualdades que serán más fuertes que las existentes hoy, porque los que tendrán derecho a la información serán quienes puedan acceder a la utilización de las nuevas tecnologías y tendrán en sus manos mucha más información de la que posee hoy un intelectual o alguien que tenga el poder de la información. Al mismo tiempo, se está produciendo una nueva contradición entre los pocos que tienen el derecho de expresarse y de hablar a muchos (a través de las televisiones por cable y vía satélite) y la mayoría que tiene el derecho de escuchar, pero nunca de expresarse, nunca de tomar la palabra, nunca de tomar el protagonismo a través de estos medios. De esta forma se establece un nuevo sufrimiento para la gente, la nueva imposición de callarse, de no utilizar los nuevos medios para hablar y expresarse. Creo que esta es una nueva contradicción muy fuerte y la Educación de Adultos tendría que trabajar mucho sobre el derecho a la expresión, el derecho a la comunicación de la gente, a través también de los nuevos medios y de las nuevas tecnologías.


Cómo hay que interpretar el peligro que grupos de educadores de personas adultas están viendo en la extensión de los sistemas de la educación a distancia?

P.F: Te refieres a la educación formal?. La educación a distancia existe desde que existe la televisión, entonces qué podemos hacer?, apagar la televisión?, yo he propuesto a un amigo para el uno de mayo del año 2000 organizar la primera huelga mundial de los telespectadores, pero es una broma porque cuándo llegaremos a organizar al público para apagar la televisión? Sería algo importante pero difícil de conseguir, hay que tomar conciencia de que la educación a distancia existe con la televisión. La utilización de las nuevas tecnologías en la educación reglada es algo a lo que no se puede oponer una resistencia de principio. También es verdad que la educación a distancia no sustituye a la educación presencial, pero es también verdad que mucha gente puede incorporarse a la Educación de Adultos gracias a estos nuevos medios. Mientras que para los públicos de la Educación de Adultos que tienen un nivel cultural bajo la interacción social se convierte en un factor clave, para los de niveles culturales medio y medio alto la educación a distancia funciona muy bien, entonces para esta población )por qué no?. No estoy en contra, aunque con muchos matices porque no es la solución ni la respuesta para todos.


Considerando la revolución de las nuevas tecnologías que se impone como forma de establecer un diálogo de la persona adulta con su realidad, se pueden plantear nuevas estrategias para organizarse, tomar postura frente a estos medios, reflexionar, criticar, e incorporarlos a nuestra vida desde esta crítica. )Podríamos pensar, quizás, que frente a las nuevas tecnologías sería conveniente plantear nuevas estrategias organizativas para los procesos de Educación de Personas Adultas?

P.F: Sí, porque los nuevos medios tecnológicos ya forman parte de nuestra vida. Pero normalmente no forman parte de la formación de los estratos de público menos favorecidos, porque la formación para los menos ricos es la menos costosa. No se cuanto cuesta aquí, pero el coste de la hora de formación ocupacional para los hijos de los trabajadores al año supone más o menos 50.000 pts, mientras que en la formación profesional de las personas pertenecientes a los niveles más elevados puede llegar hasta 1.500.000 para cada uno, porque en estos niveles se utilizan también las nuevas tecnologías, mientras que en los anteriores basta con una charla y unos papeles.

Entonces creo que las nuevas tecnologías deben ser consideradas como un derecho, el derecho de utilizarlas y que se debe reivindicar para todos. Al mismo tiempo estas nuevas tecnologías suponen una nueva forma de organización del público que le permita expresarse y reivindicar el uso de estos medios. También es necesario educar a la gente en el uso crítico de estos nuevos medios porque forman parte de nuestra vida y, sobre todo, de nuestras condiciones de trabajo. En Europa hay muchas mujeres por ejemplo que están trabajando a domicilio a través de estas nuevas tecnologías.

 


Tras esta amena charla, me despido de alguien que estos últimos años está empeñado en que en las instituciones europeas se tenga una percepción suficiente, y se tome conciencia del significado de la Educación de Personas Adultas, hasta el punto de que este término sea incorporado suficientemente a los documentos en los que se expresan sus iniciativas.

 

Entrevista realizada por Raúl De Prado Núñez del Comité de Redacción de Diálogos.